BETHEL, Nueva York, EE.UU. (AP) — Peregrinos con camisetas teñidas y veteranos del festival de Woodstock con el cabello cano convergieron en el sitio que marcó a una generación para celebrar el 50 aniversario del festival con Arlo Guthrie quien regresó para cantar, claro, "The Times They Are a-Changin'".

El Centro para las Artes Bethel Woods realizará una serie de eventos de jueves a domingo en el bucólico sitio del concierto de 1969, a 130 kilómetros (80 millas) al noroeste de la ciudad de Nueva York.

Guthrie, uno de los artistas originales de Woodstock, se presentaría en un escenario colocado en la cima de la famosa colina, pero dijo que también quería tocar al menos una canción cerca de donde se encontraba el escenario original en 1969. Armado sólo con una guitarra, interpretó el clásico de Bob Dylan para un grupo de reporteros reunidos en el pasto bajo el sol de la tarde.

“Fue una gran época”, dijo Guthrie a la prensa, con su largo cabello blanco cayendo bajo un sombrero de paja. "Para mí el festival de Woodstock fue un final celebratorio para una era, no era el comienzo de nada, era el final de algo, y era el final de una época muy turbulenta que también fue muy maravillosa”.

Cerca de 400.000 personas se dieron cita para el festival original en una granja de Nueva York del 15 al 18 de agosto de 1969.

En esta ocasión no habrá sobrecupo. Los visitantes necesitan boletos y pases para conducir hacia el lugar durante el fin de semana. Pero el sitio estaba bastante lleno por la tarde, con personas deteniéndose en el museo y en el monumento cerca de la zona del escenario.

“Esto es como una peregrinación. Regresar a la tierra sagrada”, dijo Glenn Radman, de 67 años, residente de New Milford, Connecticut, al detenerse cerca del monumento con un amigo.

Radman estuvo en el festival hace 50 años al igual que Roger Dennis de 75 años, un residente de Ithaca, Nueva York, que hacía su primera visita al lugar desde ese famoso fin de semana.

“Estuve aquí hace 50 años este mismo día y fue una de las experiencias más poderosas de mi vida. Y tenía que regresar”, dijo Dennis, parado junto al monumento.

Dennis fue al concierto con su hermano y cumplió 26 años el sábado del festival. Su hermano murió hace años, por lo que la visita tenía un toque melancólico.

“Pero las memorias, las energías de este festival fueron increíbles”, dijo. “Y siento eso”.

El acceso al campo no suele ser libre, pero Bethel Woods puso restricciones este fin de semana para evitar repetir el caos que se desató 1969.

La presentación de Guthrie del jueves precederá una proyección de un documental de Woodstock en un anfiteatro en el lugar.

Bethel Woods tendrá más eventos durante el fin de semana así como conciertos de otros astros del festival original como Carlos Santana y John Fogerty.